No es ningún secreto que el calor del verano reduce nuestro apetito y que nos apetecen comidas más ligeras. Sin embargo, no es precisamente una época en la que solemos adelgazar ¿Por qué? Porque tenemos más tiempo libre y salimos más con los amigos y la familia. Que si unas cervecitas antes de comer o…