¿Qué tipo de gafas me favorecen?

El verano está aquí para quedarse, o eso dicen los meteorólogos, y hay muchas cosas que no nos pueden faltar, una buena crema solar, ropita fresca, sandalias cómodas y…. ¡unas gafas de sol! Al igual que nuestra piel, nuestros ojos también son vulnerables a los efectos nocivos de los rayos UVA, los cuales dañan nuestra lente natural y pueden causar cataratas y degeneración macular a la larga. Además, la piel alrededor de los ojos es una de las más propensas al cáncer, por lo que al cubrirla minimizamos el riesgo.

Ahora bien, siempre hemos pensado que las gafas, y en especial las de sol, no favorecen a todo el mundo, lo cual no es cierto. El problema viene en entender la diferencia entre unas gafas que nos gusten y unas gafas que nos queden bien. Cuando hace unos años se pusieron tan de moda las gafas oversize todo el mundo quería tener unas… ¡grave error! Hay una forma de gafas para cada tipo de rostro:

Rostro Ovalado:

  • Facciones (frente, pómulos y mandíbula) simétricas.
  • Tienes la suerte de que cualquier tipo de gafas te queda bien! Aunque teniendo unas facciones tan perfectas, te recomendamos que no las escondas bajo unas gafas enormes.

Ovalado

 

Rostro Redondo:

  • Pómulos anchos pero frente y barbilla estrechas.
  • Gafas rectangulares y con monturas anchas, harán que tu rostro se vea más delgado. Evita las monturas redondas y muy coloreadas.

Redondo

 

Rostro Triangular (o con forma de corazón):

  • Frente y pómulos anchos y barbilla estrecha.
  • Gafas estilo ojos de gato o con bordes redondeados. Evita las gafas excesivamente adornadas.

Corazon

 

Rostro Rectangular:

  • Frente, mejillas y barbilla de tamaño similar en un rostro alargado.
  • Gafas oversize y con grandes monturas. Sobretodo evita las que sean demasiado estrechas para tu cara, ya que harán que se vea más larga, y las gafas sin montura.

Rectangular

 

Rostro Cuadrado:

  • Frente ancha y mandíbula cuadrada. Por lo general con facciones marcadas.
  • Definitivamente busca unas gafas ovaladas o estilo ojos de gato ya que suavizan la forma cuadrada de la mandíbula. Evita esas gafas geométricas (hexagonales, etc.) típicas de los años 50’ y 60’.

Cuadrado