¿Qué dice tu ropa sobre ti?

No es una novedad que tu ropa dice mucho sobre ti, no sólo sobre tu personalidad, sino también sobre tu trabajo, tus ambiciones, tus emociones o tus hábitos de consumo, entre otras cosas. Esto es así queramos o no, de la misma manera que inconscientemente nos creamos ideas sobre otras personas de tan sólo un vistazo. Es una forma de comunicación y por mucho que lo queramos evitar, la primera impresión cuenta. Que más tarde esa primera impresión persista o no ya es cosa de cada uno… .

Nuestro propio estilo lo vamos formando con los años y no se debe renunciar a él si nos hace sentir bien. Aun así, solemos adaptar ese estilo a cada ocasión, dependiendo de si nos vamos de fin de semana con los amigos, a trabajar o a una cena formal. Desde Coosmetic hoy analizamos el mensaje que da la ropa sobre quien la lleva.

El color de nuestra ropa es algo muy personal y casi todos tenemos un color que nunca llevaríamos. Un tono azul claro nos muestra como una persona relajada y cercana ante los demás, mientras un azul oscuro denota seriedad; sin duda una buena elección para una entrevista de trabajo. Un rojo pasión, en cambio, muestra atrevimiento, descaro y despierta atracción, ideal para una primera cita. Como especial tenemos el color púrpura, que se ama o se odia pero no deja indiferente, por lo que quién lo lleva parece ser una persona segura de sí misma. El negro es el color de la seriedad por antonomasia, pero va mucho más allá, transmite autoridad, la seguridad de una persona competente en su trabajo. En contraposición, nadie puede negar que el naranja es un color divertido y por lo tanto quién lo lleva es percibido como una persona amable, extrovertida y accesible. Por su lado el verde no es sólo esperanza, también es felicidad, transmite buen humor y paz, quizás por su asociación con la naturaleza. Sin embargo, la ausencia de diferentes tonalidades en nuestro armario, el uso continuado de colores neutros como el blanco, da la sensación de querer pasar desapercibido, ya sea por falta de autoestima, por ser introvertido o incluso desconfiado.

En cuanto al diseño de las prendas y complementos, hay muchos estudios y teorías sobre lo que implícitamente dicen. Según éstas, mucho escote sugiere ansias de poder y disposición a tomar el control de la situación, mientras que la joyería ajustada al cuello implica inseguridad e incluso dificultades financieras. Vestir siempre con prendas de marca que claramente muestran su logotipo denota un afán de esconderse, de ponerse etiquetas ajenas en lugar de mostrar la propia identidad. Las mujeres que siempre llevan pantalones se asocian con un carácter fuerte, decididas e independientes, mientras que aquellas que tienen una misma prenda en diferentes colores tienden a tener miedo al cambio, al compromiso, ya sea profesional o personal, no les gusta arriesgar.

¿Estáis completamente de acuerdo con las conclusiones de este post? ¿Es cierto que, a largo plazo, nos damos cuenta que nuestra primera impresión sobre el binomio estilo & personalidad no iban mal encaminadas? Abrimos el eterno debate sobre las primeras impresiones.