Nuestra experiencia con Lancaster Aquamilk

¡Buenos días y feliz lunes lectores!

Empezamos la semana con Lancaster, hoy os queremos contar nuestra experiencia con la línea Lancaster Aquamilk diseñada para el cuidado de la piel.

Según la propia firma, Lancaster Aquamilk “…es la primera hidratante completa que ofrece los 3 secretos para una piel saludable: hidratación, nutrición y protección en un delicioso cóctel de leches vegetales, mieles y complejo antioxidante RPF.” La hidratación es imprescindible para que la piel se mantenga joven, conserve su elasticidad y brillo natural, y Lancaster lo sabe. Para ello se vale de ingredientes naturales como la miel, para mantener tal hidratación; la leche de arroz, para fortalecer las defensas de la piel; y la leche de coco, para capturar y retener el agua en las capas superiores de la piel.

La verdad es que esta línea de cosméticos ha sido un grato descubrimiento para nosotros, especialmente para los que tenemos una piel sedienta que nunca parece estar lo bastante hidratada. Incluso cuando se tiene la piel grasa, la hidratación en las capas más profundas de la piel puede ser insuficiente y es difícil encontrar un producto que hidrate pero no engrase. Después de dos meses de uso, hemos notado que Lancaster Aquamilk consigue ese equilibrio perfecto, aportando abundante hidratación que penetra en la piel sin aportar grasa alguna. Su textura ligera (un mix entre un gel y una crema) se absorbe rápidamente dejando una sensación de suavidad muy agradable, además de hacer muy fácil su aplicación.

Uno de nuestros probadores nos comenta que incluso unas pequeñas manchas de pigmentación que tenía en la frente se han ido desvaneciendo, dejando un tono más homogéneo en su rostro, así como sus poros se han ido reduciendo. Destaca también la poca cantidad de producto que se necesita para cubrir el rostro y su agradable fragancia floral.

En general, recomendamos la gama Lancaster Aquamilk para todo tipo de pieles, sobre todo para pieles grasas que ante todo deben evitar productos demasiado aceitosos. Para pieles secas, Lancaster Aquamilk ofrece una crema enriquecida que aporta ese extra de hidratación necesario. Si hay algo menos positivo que podemos destacar de estos productos es el envase, que mientras no se lo coge el truco, se hace difícil sacar la cantidad de crema necesaria, ni más ni menos.

¡Os animamos a probar Lancaster Aquamilk de la mano de Coosmetic!

Image-1