¿Mejor barbudos?

Desde hace algún tiempo las principales marcas de moda masculina nos muestran anuncios con hombres barbudos y, no estamos hablando de una barba de dos días sino de verdaderas matas de pelo al estilo “ermitaño”. Grandes firmas internacionalmente reconocidas como Jean Paul Gautier o Louis Vuitton ha apostado fuerte por el hombre peludo y muchas de sus últimas campañas publicitarias muestran hombres con pelo largo y barbas especialmente densas. Pero esta moda no se queda aquí, sino que marcas más económicas como H&M o Sfera también apuestan por este tipo de belleza. Y fuera del mundo de la moda, quién no recuerda al peludo protagonista del famoso anuncio de Trivago, por ejemplo.

Puede que muchos hombres vean cumplidos sus sueños de no tener que afeitarse cada día, de no sufrir más cortaduras por rasurados apresurados por la mañana o, simplemente, de no tener que preocuparse de arreglar sus “pelos faciales”. Pero, ¿simplemente la dejamos crecer y ya está? Pues, como con todo lo relativo a la moda y la belleza, el aspecto de despreocupación normalmente es buscado.

Así pues, si hemos decidido apuntarnos a la moda de la barba es importante fijarse en algunos aspectos básicos. Debemos tener en cuenta que si nos dejamos barba y pelo más o menos largo y no los cuidamos adecuadamente podemos pasar de ser los más trendies a parecer los más sucios o desaliñados. Debemos, pues, ser especialmente rigurosos con la limpieza y el mantenimiento del cabello. Es importante utilizar un champú suave para lavar la barba ya que si no está bien cuidada tenderá a enredarse. Además, aunque no la recortemos con tanta asiduidad como las más cortas, tendremos que recortarla con unas tijeras para que no se vuelva una masa de pelos sin control. Y por último, si ya tenemos algunas canas, una buena opción es la coloración que, sin duda, nos hará parecer mucho más jóvenes.