Maquillaje: De diurno a nocturno en 4 pasos

¿Cuántas veces has salido del trabajo sin pasar por casa antes de ir a cenar o tomar una copa con los amigos? Especialmente en estos días en que tenemos más compromisos sociales ¿Cómo añadir maquillaje sin que parezca excesivo?

Es muy fácil, sólo con 4 sencillos pasos que puedes hacer en la misma oficina, en el baño o en el coche:

– Limpiar: Elimina cualquier resto de rímel o pintalabios que se haya corrido, o brillos que se hayan formado, especialmente en la zona T. Lo ideal es llevar siempre en el bolso unas toallitas desmaquillantes.

– Retocar los ojos: Añade sombra de ojos oscura, más adecuada para la noche. Repasa también la línea de los ojos con un delineador líquido y añádele grosor si lo prefieres. Evita agregar más rimmel ya que al hacerlo por encima del que ya llevamos puede formar grumos.

– Perfeccionar el cutis: Durante la noche no necesitamos tanto colorete como durante el día, la actividad de la jornada ya ha activado la sangre que nos da una piel rosada. Podemos retocar el colorete pero sin añadir más cantidad.

– Pintar los labios: Los tonos oscuros son ideales para la noche, así que debemos aplicar un pintalabios diferente al del día. Si quieres añadir un toque más elegante no olvides usar un brillo de labios. Eso sí, no hay que excederse con el pintalabios si hemos aplicado una vistosa sombra de ojos.

Desde Coosmetic os proponemos los siguientes productos para este cambio de look, ¡échales un vistazo!

– Toallitas limpiadoras de Shiseido: Shiseido Pureness Oil Control Blotting Paper 100U

– Perfilador de ojos liquido negro de Clinique: Clinique Eye defining Liquid Liner 01 Black

– Sombra de ojos negra de l’Oreal: L’Oréal Sombra Infalible Mono Black

– Colorete rosado de l’Oreal: L’Oréal Blush Accord Parfait 145

– Pintalabios morado de Estée Lauder: Estée Lauder Labios Vivid Shine Fg