Las colonias para hombre de Elizabeth Arden

Elizabeth Arden, cuyo nombre original era Florence Nightingale Graham, comenzó su andadura en el mundo de la belleza con la apertura de un salón de estética en la prestigiosa Quinta Avenida de Nueva York caracterizado por una puerta roja que más tarde se convertiría en icono de la marca. Su estilo y profesionalidad le valieron una intachable reputación, dándose a conocer especialmente por la creación de productos de belleza revolucionarios. Hoy día es una de las marcas más prestigiosas en la línea de cosmética y perfumería.

 

Si bien su gama de perfumes para hombre no es muy extensa, hoy día siguen comercializándose con un gran éxito tanto por la originalidad de sus diseños como por sus fragancias. Prueba de ellos es Daytona 500, una colonia que nace inspirado en la carrera automovilística más importante de la Nascar Cup Series, Daytona, celebrada en Florida cada año a mediados de Febrero. El tapón del frasco evoca la forma de un neumático con el logo impreso de Daytona 500. Para un hombre moderno y cosmopolita. Su aroma a mandarina, bergamota, estragón, sándalo, nuez moscada y cardamomo está hecha para auténticos amantes de la carretera.

 

Creada en 1956, y tras más de medio siglo a sus espaldas Arden Men Sandalwood, sigue siendo hoy día una de las fragancias más populares y conocidas en el mundo de los perfumes. La madera de sándalo, el almizcle, el musgo de roble y el limón forman parte de su exclusiva fragancia que sigue tan de moda como el primer día.