La obesidad masculina, más llevadera con el Resveratrol

Hace algunos años que venimos oyendo hablar del Resveratrol, una fitoalexina presente en las uvas y en productos derivados, que tiene propiedades muy interesantes para la salud. La más conocida es su poder antienvejecimiento, aunque también se le atribuyen efectos anticancerígenos, antiinflamatorios, bajada del azúcar en la sangre y otros beneficios cardiovasculares.

Aunque los efectos del resveratrol en humanos no se han demostrado, los estudios únicamente se han realizado con ratones, son muchos los laboratorios que han incluido la sustancia en pastillas y cremas, logrando así atraer la atención de muchos consumidores, que danzan expectantes alrededor de lo que podría ser la píldora de la eterna juventud.

Ahora, un nuevo estudio habla de que el Resveratrol podría ayudar notablemente a hombres con obesidad. De hecho, este estudio sí se ha realizado en humanos. Concretamente, 11 hombres con obesidad consumieron 150 mg de resveratrol diarios durante 30 días. Pasado este tiempo, estuvieron otras 4 semanas consumiendo un placebo.

Los resultados han sido asombrosos. En este tiempo, se redujeron significativamente los triglicéridos, se redujeron los niveles de glucosa e insulina y hubo menos rapidez de la glucosa en alcanzar su nivel más alto. Además, y lo más sorprendente, es que se redujo el gasto energético, lo que para los investigadores es un paso muy positivo para poder conseguir una restricción calórica.

Por supuesto, no sabemos cuáles serán los efectos a largo plazo de los complementos de resveratrol en los humanos. Quizás los efectos se desvanecen con el tiempo, aunque es esperanzador poder conocer que un compuesto natural presenta estos beneficios sin ningún tipo de efecto secundario en el momento presente.