La andropausia, el gran tabú masculino

Estamos cansados de recibir información acerca de la menopausia, ¿pero qué es la andropausia? ¿qué les ocurre a los hombres tras la barrera de los 40?

Aunque la andropausia se considera un gran tabú para el género masculino, está demostrado científicamente que los hombres también sufren un descenso hormonal a partir de los 40 o 50 años. Pese a que a partir de esta edad la fertilidad disminuye, el descenso en la producción de esperma no es tan tajante como en el caso de las mujeres con la menopausia.

Sin embargo, el hecho de que sus síntomas no sean tan visibles no implica que el hombre no entre en una etapa diferente. Cada hombre experimenta los síntomas de la andropausia a una edad diferente (algunos de forma más precoz y otros más tardía) en función de sus características genéticas y fisiológicas.

Durante la andropausia se produce un descenso paulatino en los niveles de andrógenos (hormonas masculinas) que repercute  sobre muchos y diversos aspectos. En cuanto a los síntomas visuales, la piel comienza a sufrir una mayor deshidratación haciéndose  imprescindible el uso de cremas. Es más difícil mantener el mismo tono muscular que años atrás ya que parte del tejido comienza a transformarse en adiposo. Además, el vello corporal comienza a perderse notablemente y los cambios de temperatura corporal se hacen frecuentes, teniendo momentos de sudoración intercalados con periodos de frío.

Los síntomas psicológicos pueden variar bastante en función de la persona, pero en general, el hombre andropaúsico suele sentirse más deprimido e irascible y padecer cambios frecuentes de humor. También aparece una pérdida progresiva en la concentración y en la memoria, así como una mayor fatiga y nerviosismo. En esta etapa de su vida, el hombre experimenta una mayor sensación de soledad y necesita sentir el apoyo y el cariño de su gente más cercana.