¿Cuál es mi tipo de piel?

La salud y belleza de nuestra piel depende de nuestra genética, de un estilo de vida saludable y de cómo la cuidemos. Existen en el mercado infinidad de productos para estos cuidados, tantos que a menudo nos cuesta saber cuál es el adecuado para nosotros.

Por eso, y para una elección correcta, lo primero de todo es identificar que tipo de piel tenemos de entre los 5 grupos basicos: piel normal, piel seca, piel grasa, piel mixta o piel sensible. Para determinar el tipo, realiza una prueba simple, limpia tu cara con un algodón recién levantada y observa el resultado:

  • Piel normal: Éste es el tipo menos problemático y la que requiere menos cuidados para verse saludable y conservar su belleza. En el algodón no quedará ningún resto de aceites, se ve limpia, suave y con buena circulación.
  • Piel seca: Una piel seca presenta menos elasticidad, más lineas visibles e incluso manchas rojas. El algodón estará igual de limpio que con una piel normal pero nos aparecerán en el rostro zonas escamadas, sin brillo y tirantes. Este tipo de piel puede verse saludable en su juventud pero necesita muchos cuidados para que siga así en su madurez.
  • Piel grasa: El exceso de grasa en la piel hace que se vea demasiado brillante y con los poros muy dilatados que favorecen la aparición de acné. Aunque la cantidad de aceites en el rostro variará dependiendo de la época del año, este tipo de piel dejará manchas en el algodón al pasarlo por las mejillas, la nariz y la frente. Eso sí, este tipo de piel no es tan propensa al envejecimiento y aparición de arrugas.
  • Piel mixta: Probablemente el tipo más común entre las mujeres, con una combinación de piel seca y grasa dependiendo de la zona de la cara. El algodón tendrá restos de aceite al pasarlo por la nariz y la frente, pero al pasarlo por las mejillas estará limpio y nos puede dejar la piel un tanto escamada.
  • Piel sensible: Este tipo de piel es la más problemática y la que más cuidados requiere. Suele ser muy seca y tiende a inflamarse causando un ligero hormigueo o picazón. Al pasar el algodón notaremos los mismos síntomas que con la piel seca pero más agravados, llegando incluso a la irritación.

Con estas pequeñas pautas ¿has identificado ya tu tipo de piel? Realiza la prueba del algodón y no dejes de leernos, en los próximos días os hablaremos de los cuidados que necesita cada tipo de piel ¡así que no perdais detalle!

De mientras, te invitamos a visitar Coosmetic, y en especial nuestras secciones para el cuidado facial de la mujer y para el cuidado facial del hombre, con todos los productos necesarios para lucir un rostro perfecto sea cual sea tu tipo de piel.