Consejos para aplicar la crema antiarrugas

Aplicar correctamente la crema antiarrugas es esencial, para que el cosmético ejerza el efecto deseado. Para ello, debemos tener muy en cuenta la dirección de nuestras arrugas y la zona de la cara que estamos tratando.

El objetivo de la crema antiarrugas, es poder penetrar bien a través de los poros de la piel, manteniendo el rostro hidratado, minimizando así, el efecto de la vejez. De este modo, una crema antiarrugas bien aplicada puede sustituir totalmente, al uso de la cirugía.

Sin embargo, a la hora de aplicarla es muy importante que el hombre sea constante, y repita el tratamiento con paciencia para poder obtener buenos resultados.

Antes de aplicar la crema antiarrugas, como el Hidratante Anti Edad Clinique Men, debemos limpiar el rostro a fondo para que la absorción sea más eficiente; y secarlo bien, antes de aplicar el cosmético. Para ello, podemos echar mano de un limpiador facial como el Exfoliante facial de Biotherm.

Aunque existen una serie de patrones sobre la dirección que debemos seguir a la hora de aplicarnos la crema, es importante tener en cuenta, que siempre actuaremos en sentido contrario a la arruga.

 

Normas para la aplicación de la crema antiarrugas

  • Para aplicarla, el hombre debe masajear su rostro acariciándolo con la yema de los dedos (nunca utilizando la palma de la mano).
  • En la zona circundante a los ojos, aplicaremos el producto con mucha suavidad, intentando no estirar la piel. Si no lo hacemos así, el efecto podría ser contraproducente. Para esta zona, están especialmente indicados productos como el Contorno de Ojos de Biotherm.
  • Para la frente, llevaremos a cabo un movimiento contrario al sentido de la arruga, comenzando a aplicarla desde las cejas hacia arriba, de forma lineal. El entrecejo sigue el mismo movimiento, siendo descendente hacia la zona de la nariz.
  • En la zona de los pómulos, realizaremos un movimiento ascendente desde la parte baja hasta la sien, describiendo suaves círculos a su paso, y siempre hacia el exterior.
  • Cuando lleguemos a la zona superior de los labios, el sentido será desde el centro hacia la derecha, y al igual hacia la izquierda.
  • El cuello es una de las zonas más delicadas del rostro masculino, por lo que requerirá especial atención. El movimiento siempre será hacia bajo de forma recta; puesto que las arrugas que aparecen en esta zona, describen líneas horizontales.