Cómo sobrevivir a las Navidades sin engordar

Las Navidades ya están aquí, nos encantan las comidas familiares, las salidas con los amigos, las vacaciones,… en definitiva, romper con nuestra rutina y disfrutar de la buena vida.

Por lo general, en estos días nos permitimos más caprichos de lo habitual y descuidamos un poco nuestra dieta, y es que la vida está para disfrutarla. Aún así, lidiar con una Navidad saludable es posible, y desde Coosmetic queremos explicarte cómo.

Olvídate de perder peso, el objetivo es mantenerse igual o coger algún que otro quilo. Tratar de abstenerse ante tanta tentación nos crea ansiedad. Lo ideal es permitirse aquello que más nos gusta y saber decir “no” a aquello por lo que no sentimos especial predilección. Debemos renunciar a la mentalidad de que en Navidad es “todo o nada”.

Hay ciertos trucos que podemos emplear en los abundantes compromisos con comidas copiosas:

  • Toma buenos desayunos de copos de avena. Además de aportar gran cantidad de energía a nuestro cuerpo, sus grasas son insaturadas, ayudan a la buena digestión y a reducir el colesterol. 
  • Escoge siempre el menú más saludable de los disponibles, por lo general aquellos con más alimentos vegetarianos.
  • Alterna las bebidas alcohólicas con agua.
  • Aprovecha las posibilidades saludables que te ofrecen las fiestas, ¡levántate a mover el esqueleto en la pista de baile!
  • No pospongas el deporte hasta el año nuevo, dentro de lo posible, puedes seguir con tu rutina del gimnasio. Si algún día la resaca no te lo permite, sal por lo menos a dar un paseo. 
  • Cuando estés encargado/a de preparar tú la comida, planea bien el menú. Evita aquellos alimentos poco saludables que tampoco te apetecen mucho y busca recetas igual de sabrosas y más sanas.
  • Cuidado también cuando hacemos la compra, los supermercados saben bien cómo vender los productos navideños, turrones, chocolates, etc., no compres más de lo necesario, no conviertas tu casa en un almacén.

Recuerda que la Navidad es una cuestión de equilibrio, disfrútala como tal, pero no tires por la borda todo tu cuidado personal, así la recuperación cuando empiece el nuevo año no parecerá imposible.