Bang Bang de Marc Jacobs

Al igual que no todos vestimos de la misma forma, cada uno tenemos también nuestros gustos en cuanto a fragancias se trata. Hay perfumes que se crean pensando en un tipo de hombre y para un uso concreto.

Ese es el caso de Bang Bang de Marc Jacobs, un perfume pensado para hombres seguros de sí mismos, dinámicos y perfeccionistas, un hombre moderno y entusiasta. Una revisión del anteriormente lanzado por la firma, Bang, que es el doble de sofisticado y de original. Perfecto para usar en cualquier momento del día y en todas las estaciones, por no ser demasiado fresco ni excesivamente fuerte.

Es una fragancia fresca que deja un suave rastro, mezcla de cítricos y maderas, creada por el perfumista Yann Vasnier. Las notas de entrada son el limón y el cardamomo, que aportan toda su frescura. Su corazón es de madera de sándalo y tiene un suave fondo de musk y cashmere. El resultado es un perfume original y con carisma.

En cuanto al envase, ha sido diseñado por Harry Allen en colaboración con Marc Jacobs. Es un frasco rompedor, de color azul eléctrico, con el logotipo grabado en el centro, que no deja a nadie indiferente, pero conserva el estilo sofisticado y la presentación elegante típica de la firma.

Se lanzó en Septiembre del pasado año, y junto al gel de ducha y el desodorante, ya ha captado a todo un séquito de fans incondicionales.