8 Trucos para prolongar el bronceado

Se aproxima el final del verano, o lo que es peor, ¡el final de las vacaciones! Y como si la depresión post vacacional fuera poco, en solo unos días ese bronceado que tanto te ha costado conseguir se va a ir desvaneciendo… .

Aunque es inevitable conservar el bronceado eternamente, si puedes hacerlo durar más si haces uso de estos pequeños trucos que te proponemos desde Coosmetic:

  1. ¡Hidratación! Es la regla numero uno para conservar el bronceado. Utiliza a diario, y varias veces si tu piel lo necesita, una crema hidratante. Nosotros te recomendamos Biotherm Corporal Baume Nutrition Intense.
  2. Si eres capaz, dúchate con agua fría, o lo más fría posible. El agua caliente puede deshidratar la piel, dando lugar a un peeling más rápido. Para tu ducha diaria usa un gel corporal nutritivo, como por ejemplo Eau de Lancaster.
  3. Aunque no lo parezca, la exfoliación también es muy importante para conservar un bronceado bonito. Hay que deshacerse de esas células muertas superficiales que resecan y quitan brillo a nuestra piel. Prueba con la Crema Exfoliante Douce de Anne Moller, rica en aceites para hidratar a la vez que exfoliar.
  4. Bebe mucha agua. La hidratación tan necesaria para la piel se consigue también por dentro, no solo con productos hidratantes. Ya no solo para conservar el bronceador sino por salud, los médicos recomiendan que un adulto debe beber por lo menos
  5. Si queremos conservar el moreno bastante tiempo, hay que hacer un poco de trampa también… Utiliza un autobronceador para seguir teniendo un buen color cuando este empieza a desaparecer. Entre el tono veraniego que aun conservas y un poco de autobronceador lucirás un moreno muy natural. Nosotros te recomendamos los productos de la gama Self Tan de Lancaster.
  6. Utiliza aceites corporales para dar a tu piel ese brillo que a veces pierde cuando vamos perdiendo el bronceado o incluso cuando tu piel se va pelando. El brillo que aportan los aceites dará vida a tu bronceado.
  7. Aumenta en tu dieta la cantidad de alimentos que estimulan la melanina. ¿Sabes cuales? Pues por ejemplo las zanahorias, sandías, tomates, arándanos, frambuesas, granadas, papayas, fresas y albaricoques, entre otros.
  8. Ya sabemos que a menudo no es solo ser, sino parecer, así que aplica esto también a tu aspecto. Viste con tonos claros, blanco a poder ser, dará a tu piel un tono más oscuro del que realmente tiene. Otra pequeña trampa sí, pero ¿alguien ha dicho que no se pueda?