6 Pros y 6 Contras del zumo de naranja

Concienciados siempre con la buena alimentación y la vida sana, hoy desde Coosmetic hemos querido indagar un poco en los pros y contras de un alimento muy saludable, el zumo de naranja, siempre y cuando se tome con medida. Y es que nada es bueno en exceso, pero a menudo la obsesión por una dieta saludable nos puede llevar a todo lo contrario, ingerir alimentos en principio “beneficiosos” en cantidades perjudiciales para nuestro cuerpo.

Hoy en día encontramos en los supermercados todo tipo de zumos, desde los más tradicionales a combinaciones exóticas de frutas que nunca hemos visto. Si bien muchos de estos zumos (no hechos a base de concentrados) tienen una porción saludable de vitaminas y minerales, también contienen parte de azucares y calorías, y lo sentimos amantes del zumo de naranja pero ¡éste no es menos que los demás! Desde luego todo lo que os contamos está sujeto a la calidad del zumo (envasado o natural) así como a la calidad de las naranjas (de cultivo ecológico, invernadero, etc.)

Seguramente ya conozcáis los beneficios del zumo de naranja, pero no vamos a amargaros desde el principio, empecemos por lo bueno…

Los Pros

  1. Menos de ¼ de litro de zumo equivale a una pieza de fruta y aunque el zumo no contiene toda la fibra que nos aporta comernos la pieza de fruta, menos es nada.
  2. Es una buena fuente de vitaminas y antioxidantes. Un vaso de zumo de naranja puede subministrar la dosis diaria necesaria de vitamina C fortaleciendo así nuestro sistema inmunológico.
  3. Es una de las mejores fuentes naturales de acido fólico, muy importante para embarazadas o pacientes con cardiopatías.
  4. Es también rico en potasio, lo que ayuda a regular la presión arterial.
  5. Aporta calcio y vitamina D ayudando así en la prevención de enfermedades como la osteoporosis.
  6. Es una bebida baja es grasas saturadas, colesterol y sodio.

Los Contras

  1. El zumo de naranja nos aporta menos beneficios que la naranja como pieza de fruta y contiene más calorías. Gran cantidad de las vitaminas de las naranjas se encuentra en la pulpa.
  2. Suele tener un alto contenido de azúcar, principal causa de obesidad, sobre todo entre los niños.
  3. Es malo para tus dientes. Hasta un 84% de dureza del esmalte de los dientes se puede perder después de 5 días tomando zumo de naranja. Esto, junto con los azucares que contiene, es la combinación perfecta para las caries.
  4. La misma acidez que perjudica a los dientes daña el estomago si se toma en exceso.
  5. Algunas enzimas y fitonutrientes de las frutas se degradan cuando se exponen al oxígeno y la humedad, justo lo que ocurre cuando exprimimos el zumo de una fruta. Para mitigar esta pérdida hay que consumirlo inmediatamente después de ser exprimido.
  6. A menudo se malinterpreta el aporte de los zumos pensando que suplen las recomendaciones alimentarias de fruta y verdura.

Beber zumo de naranja puede ser una gran manera de aportar nutrientes importantes para nuestra dieta de una manera sencilla. Sin embargo, es clave elegir la mejor opción disponible en el mercado siempre que no podamos tomar zumo natural hecho en casa. Siempre hay que asegurarse eligiendo una marca sin azúcares añadidos y a ser posible con las palabras “100% zumo” en la etiqueta.