10 alimentos para una piel radiante

Poco a poco notamos que se acerca la primavera y el buen tiempo, nos desprendemos de esas prendas que nos cubren de pies a cabeza y con ello nos afloran las ganas de volver a cuidarnos para lucir estupendos. No estamos hablando aún de operación bikini, ni mucho menos, pero sí de cuidar nuestra alimentación un poco más para que nuestra piel luzca radiante.

Hoy os queremos proponer 10 alimentos para meter en el carrito de la compra con propiedades que mejoran la suavidad, firmeza y tono de la piel. Si quieres conservar una piel joven, ¡el dicho “eres lo que comes” nunca fue más acertado!

  • Agua (o otros fluidos, pero el agua es el mejor): La piel necesita humedad para mantenerse flexible, beber de seis a ocho vasos de agua al día le proporciona la hidratación que necesita.
  • Tomates (también sandia): El licopeno, el fitoquímico que hace que los tomates sean rojos, ayuda a eliminar los primeros signos del envejecimiento de la piel debido a los rayos ultravioletas. Si además los cocinamos, sus niveles de licopeno se concentran y son más efectivos.
  • Zanahorias (también boniato, papaya,…): Llenas de vitamina C que suaviza las arrugas estimulando la producción de colágeno. Además, cuando se consumen con regularidad (y moderación) la piel adopta una tonalidad más natural y saludable.
  • Almendras: Ricas en Vitamina E que protege la piel de la radiación solar. Además, la Vitamina E también es un efectivo antioxidante que mantiene tus arterias limpias.
  • Semillas de lino: Con gran cantidad de ácidos grasos Omega-3 ayudan a combatir las manchas y las líneas finas del rostro, además de la irritación y el enrojecimiento.
  • Brócoli (también espinacas, berza…): Rico en antioxidantes, como las vitaminas C y E. La vitamina C ayuda en la producción de colágeno y mantiene la piel sana y flexible, mientras que la vitamina E, protege las membranas celulares de la piel y actúa contra el daño por radiación UVA.
  • Trigo integral: Otro antioxidante es el mineral selenio, que se encuentra en el trigo integral (en pastas y panes de trigo integral). El selenio ayuda a proteger la piel contra los daños externos y promueve la elasticidad y la salud general de la piel.
  • Semillas de calabaza: Muy ricas en zinc que protege las membranas celulares, ayuda a mantener el colágeno y promueve la renovación de la piel.
  • Te verde: Rico en catequina, un antioxidante con propiedades anti-inflamatorias y probado contra el cáncer. Los antioxidantes del té pierden efectividad cuando se enfría, por lo que debemos procurar beberlo caliente.
  • Chocolate negro: Los flavonoles, los antioxidantes del chocolate negro, reducen la aspereza de la piel y proporcionan protección contra el sol.

Recuerda que nada es bueno en exceso y que estos alimentos resultan beneficiosos para la piel, pero pueden ser perjudiciales para otros órganos. Antes de iniciar cualquier dieta debemos conocer las necesidades de nuestro cuerpo y consultarlo con el médico.